bebé comiendo cereales

¿Cuánto de saludable son los cereales para los más pequeños?

Alimentación

Cuando hablamos de comenzar con alimentos para bebés lo primero que nos viene a la mente son las papillas de cereales.

En este artículo trataremos sobre el consumo de cereales y su proporción. Sobre las papillas industriales o preparadas realizaremos otro artículo más adelante.

Tradicionalmente, las papillas de cereales, han sido un elemento básico, en la transición de leche materna a los alimentos. Los cereales son un producto económico, de buena conservación y son fáciles de digerir para el bebé, especialmente los sin gluten. Pero hay teorías que indican que no deberían representar una proporción muy alta en la dieta, ni para bebés ni para adultos.

Estas teorías se basan en que, se cree que los cereales procesados fueron incluidos en la dieta del ser humano hace 100.000 años. Evolutivamente es un periodo de tiempo muy corto, nuestro organismo no ha podido cambiar en este tiempo para adaptarse a esa dieta. Es es conocida su influencia sobre la diabetes y la obesidad. Además, hay indicios de que la estatura del ser humano descendió más de 10 centímetros, cuando empezó a consumir cereales. Véase el artículo Stature of early Europeans de Michael Hermanussen.

En la naturaleza, el ser humano no puede digerir los cereales tal como se obtienen. Como sí pueden hacerlo las aves por ejemplo. Es por esto que se incorporó a nuestra dieta a partir del neolítico.

Por otro, lado los cereales aportan muchos hidratos de carbono, y pocas grasas, proteínas y vitaminas. A eso se debe que  engorden.Y son de fácil absorción si están refinados, con lo que fuerzan a nuestro cuerpo a responder con insulina. Ya comentamos antes su efecto en la diabetes y obesidad.

¿Quiere decir esto que debemos dejar de darles cereales?. No rotundamente. Si los suprimidos completamente de la dieta, podemos provocar intolerancias y alergias. Por ejemplo, alergia al gluten.

Lo que indicamos es que es muy común que los cereales monopolicen las dietas de los bebés, o por lo menos tomen mayor parte de la debida. Por eso indicamos que hay que combinarlos con fruta y verdura, carnes y pescado en una proporción adecuada.

En términos nutritivos ,debemos plantearnos si deberíamos dar más cantidad de fruta y verdura, a nuestros hijos y menos de cereales.

Siempre aconsejamos seguir las indicaciones de nuestro especialista. Y respetarlas, teniendo en cuenta, que incluso una proporción inadecuada de los alimentos, puede tener efectos en la salud de nuestro pequeño.

 

 

 

 

te puede interesar

Día del padreRegalos priginales para el día del padre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *