dolor de espalda embarazo

Dolor de espalda en el embarazo

embarazo

Para muchas mujeres una de las principales molestias del embarazo es el dolor de espalda.
Alrededor de la mitad de las embarazadas lo padecen en algún momento, suele manifestarse a partir de la mitad del segundo trimestre.
Normalmente es un dolor ubicado en la mitad de la espalda concretamente en la zona lumbar.
Debes saber que hay ciertos consejos para minimizar el dolor de esplada en el embarazo, como prevenirlo.

Causas del dolor de espalda en el embarazo:

Estrés

El embarazo es una etapa emocionante y por otro lado puede ser estresante. El estrés tiene un componente psicológico y también otro físico.
El estrés puede tener como consecuencia una rigidez en los músculos de la espalda y provocar dolor en la misma.

Cambios Hormonales

Durante el embarazo nuestro cuerpo libera progesterona, una hormona que ayuda a los músculos y articulaciones de la pelvis a aflojarse, para prepararnos para el parto. Esta hormona no solo afecta a la pelvis, si no que puede afectar a la firmeza de la musculatura lumbar.

Cambios posturales

A medida que nuestra barriga crece nuestro centro de gravedad se desplaza hacia delante. Esto pude provocar que realicemos movimientos inadecuados y a una mala postura , lo que lleva como consecuencia, al temido dolor de espalda en las embarazadas.

Ganancia de Peso

Durante el embarazo hay mujeres que ganan mucho peso en un periodo de tiempo relativamente corto. Esta ganancia de peso contribuye a exigir mayor esfuerzo a la espalda y puede contribuir en el dolor lumbar. Por ello y por otro motivos debemos evitar la ganancia de peso excesiva durante el embarazo.
La ganancia de peso puede afectar a la saludo de la madre y del bebé, entre otras cuestiones a:
La diabetes
Las estrías 
La diástasis abdominal 

Cómo aliviar el dolor de espalda en las embarazadas

No hay que esperar a tener dolor de espalda para seguir los siguientes consejos, su efectividad mejora si tenemos precaución antes a modo de prevención.

Mejorar la postura

Cuando esté de pie mantenga una postura rígida, con el pecho alto y los hombros ligeramente hacia detrás. Intente evitar estar en pie por largos periodos de tiempo.

postura dolor espalda embarazo
Cuando se agache evite inclinarse hacia delante, baje de cuclillas sin doblar la espalda.
Evite coger cargas pesadas. Y para coger algo no se incline hacia delante y utilice la fuerza de las piernas en lugar de la espalda.
Para dormir puede colocar una toalla enrollada entre las rodillas, lo que rebajará la tensión en la espalda.
Utilice calzado cómodo, evite tacones y calzado apretado o con suela dura. De esta forma el pie no retringirá nuestra postura.

Calor y Frío

El frío reduce el flujo sanguíneo del área, actuando como antiinflamatorio. De esta forma reduce la presión y el dolor muscular. Es decir para un dolor repentino el frío bajará la inflamación y reducirá el dolor a corto plazo.
Para un dolor permanente el calor relajará los músculos y mejorará la circulación sanguínea permitiendo el paso de nutrientes que contribuyen a la reparación muscular.

Mejore su condición física

Tener una vida activa y realizar ejercicios como andar, pilates para embarazadas o natación moderada. Ayuda a fortalecer la espalda y prevenir los temidos dolores de espalda del embarazo. Haga la actividad física con supervisión y de forma moderada, un sobreesfuerzo puede ser llevarnos a tener el efecto contrario.

Cuando el dolor sea más intenso acuda a un especialista, solo un médico le puede recetar cualquier tipo de medicamento o terapias como acupuntura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *