baño bebé

Cómo debemos bañar a nuestro bebé

hijos

El baño es un proceso de gran importancia, además de ser un momento de placer y relajación para el bebé. Donde puede intimar, dialogar y jugar con los padres. También un momento vital para su higiene.
Por ello, hay que intentar que el bebé se sienta cómodo y le guste, ya que hay que hacerlo todos los días.

Preparativos

Tendremos preparada la toalla en el baño, la ropita de cambio y pañal. Si hace frío aclimataremos tanto el baño como la zona de cambiarlo al salir. Llenaremos la bañera y prepararemos su gel y esponja.

Recomendamos utilizar una bañera especial para bebé, en mi caso opté por Chicco Cuddle&Bubble por ser compacta y disponer de cambiador con lo que evitamos salir con el bebé desnudo del baño y cambiarlo en otro sitio.

bañera bebé

Paso a paso

Lo primero que hay que hacer es sumergir al pequeño en el agua. Ésto aunque parezca fácil no lo es, hay que hacerlo con sumo cuidado y intentarlo entretenerlo para que no sea un proceso traumatico para él . Porque o sino se convertirá en una pesadilla, en vez de un momento de relajación.

Debemos introducir al bebé en la bañera, apoyando su cabeza en el hueco de nuestro brazo, sosteniendo a un mismo tiempo la parte exterior de su hombro con la mano. Pasemos el otro brazo por debajo de sus nalgas y lo sujetaremos por un muslo. Introduciremos al niño en el agua, empezando por los pies.

Una vez en el agua, le lavaremos la cabeza, la espalda y el resto del cuerpo, en este orden. Luego lo secaremos con mucho cuidado.

Primero, le lavaremos la cabeza

Este momento de lavar la cabeza del niño. Puede ser, un poco complicado, puesto que ésto, no le suele gustar mucho.
Para hacerlo, sin afectar mucho al bebé, mantengamos al niño en posición horizontal, apoyando la cabeza en el hueco de nuestro brazo. Y después enjabonaremos , esta parte de su cuerpo con mucha delicadeza.

La espalda y el resto del cuerpo

Lo mejor es lavar a nuestro bebé con una esponja natural. Lo enjabonaremos con mucho cuidado, teniendo en cuentas los pliegues de su cuerpo, donde se le pueden acumular las pelucillas de su ropa.
Teniendo mucha precaución, en no realizar movimientos bruscos. para que no se asuste y llore.

Para enjabonar la espalda, cogeremos al bebe por la parte exterior de su hombro, pasando nuestro brazo por delante de su pecho. Nuestro hijo se sentirá más protegido.

Salir de la bañera

Para finalizar, sacaremos al bebé de la bañera con mucho cuidado. Lo arroparemos con su toalla y lo acostaremos en su cambiador o en una cama, donde nos sea más cómodo. Lo secaremos muy bien,teniendo en cuenta los pliegues de su piel.

Como uso personal, para hidratar su piel mientras baño a mi bebé, le echo unas gotitas de aceite corporal o aceite de oliva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *