primeros dientes bebé

Primeros dientes del bebé, síntomas, cuidados y diferentes remedios para aliviarle .

hijos

 

La aparición de los dientes de leche es un proceso largo y lento. Cada niño experimenta esta fase de forma diferente. Unos sienten alguna molestia y otros sufren mucho dolor.

Los dientes empiezan a salir

Antes de nacer, los dientes de leche están colocados en el hueso maxilar y empiezan a salir por partes a partir del sexto mes. Los primeros dientes que suelen aparecer son los incisivos centrales del maxilar inferior. Después los superiores y, los incisivos laterales. Los colmillos y los molares son los últimos en aparecer.
No le aparecerá todos los dientes de leche hasta el mes 20 o 30.

Primeros dientes

Hay niños que empiezan a salirle los dientes, a partir del cuarto mes, mientras que otros suele tardar más.
Si no le ha salido ninguno después de los doces meses, es recomendable que visites al dentista.

Síntomas de los primeros dientes

Aunque los padres primerizos están algo inseguros con su hijo, los que tienen más experiencia suelen interpretar los síntomas de la aparición de los primeros dientes. No todos los niños se comportan de la misma forma. Algunas veces, los primeros dientes aparecen sin que se dé cuenta. Mientras que otras veces, aparecen acompañados de fuertes dolores.

Síntomas que pueden aparecer individualmente o combinados, y con mayor o menor intensidad:

  • No para de meterse la mano u objetos que puede agarrar en la boca para masticarlos.
  • Babea mucho y se acaba haciendo heridas en la boca.
  • Las mejillas están calientes y coloradas.
  • Las encías están inflamadas y enrojecidas.
  • Tiene menos hambre de lo habitual.
  • Lloriquea más a menudo y no duerme bien.
  • Búsca constantemente el contacto.
  • Fiebre y diarrea.
  • El culito se le enrojece y se le reseca (estos síntomas también pueden esconder una infección). Las infecciones aparecen junto con los dientes.

A esto, se le une el cambio de alimentación de la leche materna o de fórmula a la comida sólida suele coincidir con la salida de los dientes, lo que puede producir problemas adicionales al organismo.
Si el bebé tiene fiebre alta de forma permanente y diarreas muy intensas, los padres deberían llevarlo al pediatra.

Cosas que podemos hacer para aliviarle.

Con los dedos limpios, los padres pueden masajear suavemente la encías del bebé. También ayudan los masajes y caricias suaves en las yemas de los dedos del pie del bebé se alivia el dolor.

Por el exceso de babas durante la salida de dientes, el pecho y el cuello se mojan rápidamente . Cuando hace frío, esto puede provocar que se enferme, por lo que es te recomendamos que le pongas pañales de gasa, baberos o pañuelos para mantener seca la ropa.

Si se hace daño en las comisuras de la boca y en las mejillas por babear, hay cremas que van muy bien.
Para evitar que se le reseque el culito, los padres pueden cambiarle el pañal más a menudo y aplicarle más crema de protección para la piel. Son muy adecuadas las cremas con extracto natural de caléndula.
El cariño y las distracciones afectuosas son una excelente manera de ayudar al bebé durante esta fase. A los bebés inquietos, les va bien que los acaricien mucho, que los acunen y que los lleven en brazos a menudo. Jugar y pasear durante más tiempo puede hacerle olvidar el dolor.

Utensilios que alivian

Mordedor

No tienen esquinas y son fáciles de lavar. Los que están rellenos de agua para enfriarlos en la nevera son muy adecuados. El frío reduce la circulación sanguínea de la encía para que se desinflame y duela menos. Puede masticarlo sin peligro de hacerse daño.
Los mordedores suaves no deben contener PVC y deben estar fabricados sin plastificantes. Para que no se desprendan sustancias nocivas del material ni existe el peligro de que se rompa durante su uso. Los sellos de calidad, como el de TÜV, ofrecen seguridad en este aspecto.

Alimentos duros

Especialmente las personas mayores creen que lo mejor que puede morder es pan duro, gajos de manzana o zanahorias. Estos alimentos no presentan ningún problema, pero sí hay que vigilar al bebé en todo momento por riesgo de que se atragante. Además, el pan, las verduras y la fruta contienen azúcar, pueden salirle caries. Por eso, es mejor recurrir a estos alimentos solo de vez en cuando.

Manzanilla

Una infusión de manzanilla tibia ayuda a reducir la inflamación y alivia el dolor.

El primer diente ya requiere cuidados

Al principio podemos limpiar el primer diente regularmente con un paño, un bastoncillo de algodón o los cepillos de dientes de dedo.
Cepillar el diente con los dedos, tiene la ventaja de que puedes seguir masajeando las encías para el dolor que pueda tener con la salida de los otros dientes de leche.

¡Atención! Si provoca dolores muy intensos o los padres no están seguros de si el estado del niño tiene algo que ver con la aparición de los dientes, es mejor que vayan al pediatra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *