control esfinter retirada pañal bebé

RETIRADA PAÑAL Y CONTROL DE ESFÍNTERES

hijos

 

Nada de lo que les llega impuesto a los bebés cuando salen del vientre materno forma parte de su naturaleza. No nos podemos imaginar a los primeros humanos preocupados por si sus hijos se adaptan a los horarios de comer o de dormir, o por el tema que nos ocupa, si controlan sus esfínteres o piden ayuda cuando les vienen las ganas.

El pañal es otra de las cosas que los peques tienen que asumir de nuestra forma de vida. Nosotros se lo ponemos, pero cuando queremos quitárselo, ellos ya lo han integrado y normalizado, y les cuesta entender y adaptarse. Si forzamos demasiado la situación, nuestra insistencia les traerá frustración que les lleva a la contención, que a su vez podrá generar malestares emocionales y fisiológicos, que podemos evitarles pertrechándonos de una serie de tips y recursos sencillos y básicos para abordar la cuestión.

Cuándo debemos retirarle el pañal a un bebé

Sería ideal permitirles deshacerse del pañal cuando estén preparados. Y que nosotros les acompañásemos con respeto a su abandono voluntario. Ellos decidirían, empujados por su momento evolutivo, y lo asumirían como un reto más dentro de su avanzar por la vida, escuchando a su naturaleza y partiendo desde la imitación, herramienta fundamental de aprendizaje de los peques más peques, y viendo que sus mayores y otros niños como ellos ya no los usan, simplemente, un día nos dirían: “ya no quiero más pañal”. Pero deben llegar al cole sin pañal, y a los tres años no suelen estar listos aún, no han madurado lo suficiente psicológicamente, y su aparato digestivo tampoco, luego es muy probable que no comprendan el cambio ni nuestros pedidos, y claro, eso a nosotros nos desconcierta a todos y nos hace más difícil el asunto.

Cuando consiguen desarrollar consciencia sobre sus esfínteres, cada niño tiene un motivo para no querer hacerlo, pero el motivo común es un cierto temor perder lo que hasta ahora se quedaba en su querido pañal, igual que les cuesta deshacerse de sus uñas o su pelo, y es que son cosas que consideran parte de sí mismos, y su pérdida les angustia, y más aún si lo ven desaparecer precipitadamente al tirar de la cadena. Así que explicarles desde la seguridad y la confianza, incluyendo cuentos temáticos, vídeos explicativos especializados y referencias a las experiencias de otros compañeros de escuela o amigos.

Cómo tratar la retirada de pañal con el bebé

Tratad el tema con empatía y delicadeza, asumiendo los posibles retrocesos, con refuerzos que les motiven, como rituales de celebración familiar en cada ocasión de éxito, y dándoles todo el tiempo que podáis, que en aprendizaje las prisas no son buenas, porque el ser humano aprende desde la experiencia, la imitación y el ensayo y error, y esto es todo un proceso.

No les mostréis enfado o decepción si mientras aprenden manchan la ropa o el suelo, porque les estamos diciendo que en el pañal ya no, pero aún tienen que aprender dónde y cuándo sí se puede, y practicar ese control de esfínteres, automático para nosotros, requiere de un gran esfuerzo, voluntad y consciencia para ellos. Y quienes les cuiden en vuestra ausencia es fundamental que os acompañen en el proceso, para evitar disonancias que les complique tan difícil tarea.

En casa podéis normalizar teniendo una buena cantidad de ropa interior de su gusto, usando pañal de noche si lo necesitan y dejándoles siempre a mano el orinal y el adaptador. Lo más cómodo es que utilicen adaptador, porque es lo más parecido al inodoro, pero si eso les da vértigo y prefieren el orinal, pues perfecto, porque lo principal es que se sientan cómodos en esto.

Acompañadle al baño cada vez que lo pida, llevadle con vosotros cuando vayáis y estableced rutinas que les ayuden a reconocer y facilitar el proceso. Lo primero que aprenderán es que necesitan hacerlo y dónde se hace, pero les dará pereza, porque no entenderán el porqué del cambio, hasta que empiece a gustarles lo a gusto que están sin pañal.

Si no tenemos prisa, podemos estar muy atentos a sus necesidades y curiosidades al respecto, hablarlo con ellos y comenzar cuando ellos estén motivados. Si se trata de una necesidad impuesta por su incorporación al colegio, necesitaremos de más paciencia y escucha aún, pues entender e tienen e interiorizar la novedad hasta lograrlo les llevará su tiempo.

Retirada gradual del pañal del bebé

Una vez que empecemos a ponerles ropa interior, ya no debe haber vuelta atrás. Sólo llevarán pañal durante la siesta y por la noche, hasta que hayan automatizado el control y ellos se sientan seguros. Y para cerciorarnos de ello, además de comprobar que los pañales acaban secos, debemos preguntarles si ya quieren dormir sin pañal. Para esta retirada no hay prisa, y para ellos supone refuerzo y confianza. El verano antes del comienzo del curso es un excelente momento, pues disponemos de tiempo y el clima es favorable. En cualquier caso, lo ideal es disponer de entre quince días a un mes para entrenarles y entrenarnos.

Al principio tendremos que invitarles a ir al baño casi cada hora, porque ellos no lo tendrán presente, pero descubrirán con sorpresa y felicidad, que cuando se ponen lo hacen, y eso les animará. Aunque es una opción, no es necesario establecer rutinas de horarios, sobre todo si no tenemos prisa, porque así se sentirán más libres, y su propia fisiología establecerá con el tiempo esas rutinas, igual que las tenemos nosotros. Seguirán mojando la ropa interior alguna que otra vez al día, hasta que un día dejarán de hacerlo.

Y también nosotros necesitamos que los demás nos acompañen desde el respeto en esto, que entiendan el estrés, la desesperación y la impotencia que nos trae esta novedad, casi siempre impuesta.

Así que soltad la tensión, y hacia los peques petición y repetición, ayuda y comprensión. ¡Que son unos campeones y en unos días lo conseguirán seguro!

Raquel Villaescusa.
 

 

Madre, doula, coach familiar y profesional de la comunicación y el marketing.
Inteligencia Emocional
Coautora del programa de RNE ‘Mamás y papás’, de Radio 5.
Mamás y papás RNE
Formadora y articulista en maternidad, crianza y familia.

Experta en acompañamiento en duelo y en inteligencia emocional en familia.
Formadora y articulista en maternidad, crianza y familia.
Experta en acompañamiento en duelo y en inteligencia emocional en familia.
Inteligencia Emocional en Familia

Raquel Villaescusa

Raquel Villaescusa

Raquel Villaescusa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *